Hormonas

HOMBRES: Hormonas

TESTOSTERONA

El tratamiento hormonal del hombre transexual se hace principalmente con testosterona.

La testosterona es la hormona que de manera natural hace que un niño se desarrolle como hombre.

A nivel físico, hace que la voz se haga más profunda, que aparezca barba y vello corporal, que aumente la masa muscular y la resistencia al ejercicio físico.

Además, en hombres transexuales, la testosterona es suficiente para eliminar la menstruación.

A nivel psicológico, la testosterona es la principal responsable del deseo y del impulso sexual.

Si bien la testosterona tiene todas estas acciones beneficiosas en el hombre transexual, también tiene efectos negativos que, en algunos casos, pueden hacer que se cuestione la conveniencia de mantener el tratamiento.

Los efectos negativos son, fundamentalmente:

  • Aumento de las células rojas de la sangre. Esto hace que la sangre sea más densa y que haya mayor riesgo de trombosis.

  • Aumento de la tensión arterial.

  • Aumento del colesterol y los triglicéridos.

  • Aumento de los niveles de azúcar.

Estos efectos negativos aparecen en menor o mayor medida en todos los hombres transexuales tratados con testosterona. Para mitigarlos, es importante que los hombres transexuales no fumen, que hagan ejercicio de manera regular y que acudan a todas las revisiones médicas de modo que cualquier problema pueda ser diagnosticado y tratado a tiempo.

 FORMAS DE ADMINISTRACIÓN DE LA TESTOSTERONA

La testosterona que utilizan los hombres transexuales viene en forma de gel o como inyectable.

Otras presentaciones (pastillas o parches) no están disponibles en España a las dosis adecuadas para el tratamiento de un hombre transexual.

 ¿Mejor gel o inyectable?

La principal diferencia entre el gel y los inyectables, es la dosis.

Con el gel, la dosis de testosterona recibida es menor, eso hace que sus efectos secundarios también sean menores. Al ser una dosis pequeña, es posible que no sea suficiente para suprimir la menstruación en hombres que aun tienen útero.

 Otro inconveniente del gel es que puede pasar a la pareja femenina y masculinizarla. Por eso es importante lavarse bien después de aplicar el gel y no compartir con mujeres la ropa de vestir o de cama que pudiera haber estado en contacto con el gel.

 El inyectable debe ser administrado por una enfermera, ya que la inyección es intramuscular. Hay inyectables que duran un mes e inyectables que duran tres meses. De manera habitual se inicia el tratamiento con los que duran un mes, de modo que, si apareciera alguna complicación, sería más rápido suspender el tratamiento. Una vez comprobada la tolerancia a la presentación de un mes, se suele pasar a la presentación de tres meses.

 En caso de toxicidad por testosterona, se puede tomar una o varias de las siguientes medidas:

  • Medicamentos específicos para el colesterol y la tensión arterial.

  • Reducir la dosis (pasando a gel o poniendo el inyectable cada 4 meses).

  • Eliminar sangre mediante sangrías o donación (la testosterona es una hormona sintética y no supone ningún problema para la persona que recibe la sangre; también los donantes no transexuales tienen testosterona en su sangre).

  • En algunos casos, suprimir el tratamiento con testosterona.

 ¿QUÉ PUEDO CONSEGUIR CON LA TESTOSTERONA?

A nivel emocional, el efecto de la testosterona es muy rápido y generalmente gratificante.

A nivel físico, el efecto es lento pero progresivo y, en general, bueno.

La voz cambia a tono masculino prácticamente normal; el efecto máximo tarda entre uno y dos años en aparecer.

La barba empieza a crecer a los pocos meses, pero tardará años en poblar todo el rostro.

La espalda se ensancha por aumento de masa muscular; este crecimiento muscular se potencia haciendo ejercicio regular durante los primeros meses de tratamiento.

El pequeño pene se hace más grueso y su sensibilidad aumenta hasta el punto de resultar molesto al rozar con la ropa interior.

 ¿QUÉ NO PUEDO CONSEGUIR CON TESTOSTERONA?

Por desgracia, algo que no se puede conseguir con testosterona es un crecimiento del pene suficiente para penetrar a la pareja.

La forma de los huesos no cambia.

Es imposible crecer, ni siquiera cuando la testosterona se administra a un adolescente (de hecho, en un adolescente la testosterona reduce la talla final).

OTRAS HORMONAS UTILIZADAS EN HOMBRES

Progesterona: Se puede utilizar para suprimir la menstruación en hombres que tienen útero y en los que no es posible un tratamiento con testosterona.

Androcur: A pesar de ser un conocido antiandrógeno, tiene un efecto similar a la progesterona y sirve para suprimir la menstruación, de manera puntual, en un hombre transexual.

Análogos inyectables: Su utilización fundamental es en adolescentes, para evitar un desarrollo femenino, aunque en algunos casos también se ha utilizado para suprimir la menstruación.

Tamoxifeno: Es un antiestrógeno. Se utiliza para reducir el tamaño de las mamas de cara a una cirugía. Su uso casi siempre es innecesario en hombres que están recibiendo tratamiento con testosterona.

1. Proceso psicológico.

2. Hormonas.

3. Cirugía.

4. Prótesis.

5. Sexo.

6. Seguimiento.

 

Entradas recientes