Formación

PARA MÉDICOS: 1. Formación

Para tratar personas transexuales es necesario formación específica que casi siempre debe complementarse con experiencia. La persona transexual no necesita un simple tratamiento sustitutivo, sino que necesita pasar por la pubertad completa y, posteriormente, necesita que se supervise la toxicidad a largo plazo de las hormonas que, al aplicarse de forma cruzada, no es la misma que vemos en población general.

Pienso que ayuda mucho pasar unos meses trabajando con pediatras, para aprender los tratamientos de inducción o supresión de pubertad y su repercusión sobre el crecimiento. Asimismo, el tratamiento hormonal y quirúrgico de las disgenesias gonadales o la hiperplasia suprarenal, debe conocerse. En mi caso, pasé un tiempo en la Unidad de Endocrinología Infantil del Hospital Gregorio Marañón, a cuyas endocrinólogas pediatras estoy muy agradecida por el tiempo que me dedicaron y por haber compartido conmigo el trato exquisito que dan a los niños y a sus padres.

 Posteriormente tuve la suerte de haber estado en la UTIG de Málaga donde, además de ver muchos pacientes, aprendí que es posible trabajar en un entorno de cordialidad.

En la UTIG de Málaga participan profesionales de diferentes especialidades y se escucha la opinión de todos ellos. Las sesiones clínicas son un ejemplo a seguir por la profesionalidad y el respeto con que se expone la situación de cada paciente. Nunca, en Carlos Haya, he escuchado a un compañero hacer un comentario desdeñoso ni sobre otro compañero ni, especialmente, sobre un paciente.

2. Realidad

Entradas recientes