El tratamiento en las Unidades de Género

GENERAL: Pasos a seguir: 6. El tratamiento en las Unidades de Género

Nota: (Abril de 2013) En el momento de actualizar esta página la situación de la Sanidad Pública en España ha cambiado drásticamente. La mayoría de médicos que trabajábamos en Unidades de Género o atendíamos a personas transexuales hemos perdido nuestro trabajo en la Sanidad Pública. Algunos pacientes se han quedado sin atención sanitaria por no estar empadronados en determinado sitio o porque su médico ha sido despedido. Las personas que todavía trabajan en las Unidades de Género hacen todo lo posible por coordinar la atención de sus pacientes con los pocos medios de los que actualmente disponen.

Página original (Noviembre 2011):

EL TRATAMIENTO EN LAS UNIDADES DE GÉNERO

Todas las Unidades de Género españolas funcionan de manera similar, ya que los profesionales que trabajamos en ellas nos reunimos de manera periódica para unificar criterios. No todas las Unidades tienen disponibles los mismos recursos quirúrgicos, pero se intenta coordinar la atención del paciente de modo que si necesita una cirugía que no está disponible en su Unidad, se lo envía a otra.

Lo más habitual es que la persona reciba una cita simultánea para el endocrinólogo y el psicólogo o psiquiatra, de modo que cada uno de ellos ponga en marcha los estudios necesarios.

  a. Valoración Médica

   b. Valoración Psicológica

   c. Tratamiento Hormonal

   d. Cirugías

   e. Seguimiento

VALORACIÓN MÉDICA

La persona que acude a una Unidad de Género es valorada extensamente a nivel físico.

La valoración pretende diagnosticar problemas hormonales o de los genes que a veces están presentes en personas con Identidad Cruzada. Igualmente, se valora el estado de salud de la persona previo al tratamiento, su desarrollo puberal y los niveles hormonales.

La valoración médica consta, por lo menos, de los siguientes pasos:

- Confirmación del diagnóstico de Disforia de Género: El endocrinólogo está obligado a confirmar siempre que la persona a la que probablemente va a tratar, cumple criterios de Disforia de Género. Esto incluye volver a preguntar sobre la identidad y en ocasiones sobre la sexualidad ya que a veces esto condiciona la elección del tipo de tratamiento.

- Historia Clínica: Enfermedades previas del paciente y de sus familiares, especialmente las relacionadas con enfermedades tumorales y hormonales. Consumo de tabaco, alcohol o drogas. Consumo de tratamiento hormonal.

- Exploración Física General: Presión arterial, peso y altura. Exploración del cuello (yugulares y tiroides), tórax (corazón y pulmones), abdomen (hígado) y piernas (presencia de varices, piernas hinchadas).

- Exploración de los Genitales: Se trata de una exploración necesaria para el tratamiento y que no se hace el primer día si la persona no viene mentalizada.

  • En la mujer transexual se valora la cantidad de piel de los genitales, la presencia de las gónadas (testículos), su tamaño y su consistencia. Se valora la posible presencia de pequeños tumores. Se buscan daños en la piel que la mujer hubiera podido hacerse con la intención de ocultar los genitales.

  • En el hombre transexual se valora el aspecto externo de los genitales y del pequeño pene.

En las visitas de seguimiento, la exploración de los genitales se vuelve a hacer de manera periódica. En la mujer se valora la reducción del tamaño de las gónadas (testículos) y la ausencia de tumores. En el hombre se valora el crecimiento del pequeño pene e igualmente la ausencia de tumores.

- Análisis de sangre y orina: Se solicitan valores hormonales, pruebas de riñón, hígado, colesterol, azúcares, coagulación. También se estudian las infecciones que potencialmente podrían interferir con el tratamiento.

- Ecografía del abdomen: especialmente del hígado.

- Ecografía de los genitales: En la mujer transexual se valora la conformación de los testículos y la presencia de quistes o posibles tumores benignos. En el hombre transexual se valoran los órganos internos (útero y ovarios) para estar seguros de que no existen tumores benignos (miomas, endometriomas) o problemas del ovario que pudieran condicionar el tratamiento.

- Densitometría: Prueba para ver la densidad de los huesos, ya que ésta puede verse afectada por el tratamiento hormonal.

VALORACIÓN PSICOLÓGICA

Al mismo tiempo que la valoración médica, se inicia la valoración por un psicólogo o psiquiatra. Esto no se debe a que en las Unidades de Género consideremos que las personas transexuales son enfermos psiquiátricos; de hecho no pensamos así. Consideramos que es imprescindible conocer muy bien a la persona, saber si tiene un identidad cruzada o una situación diferente, conocer cómo esa identidad está afectando a su vida, sus condicionamientos sociales y con qué apoyos cuenta para embarcarse en una posible transición. Además los psicólogos permaneces al lado del paciente durante todo el proceso.

TRATAMIENTO HORMONAL

En los casos en que los psicólogos/psiquiatras consideren que el tratamiento hormonal es necesario, los endocrinos inician un tratamiento ajustado a las características del paciente.

El tratamiento hormonal cruzado es uno de los tratamientos más complejos que se hacen en Endocrinología ya que tiene repercusión en todos los órganos corporales así como consecuencias en el metabolismo. La inducción de pubertad particularmente es una fase delicada a nivel médico y psicológico que requiere un seguimiento estrecho.

El endocrino seguirá la evolución de la persona durante toda su vida.

CIRUGÍAS

Cada Unidad de Género tiene disponibles determinadas cirugías. Si necesitas una cirugía que no está disponible en tu unidad, se te explicará qué alternativas tienes.

Hasta hace unos años era sencilla la derivación de pacientes entre unidades. Actualmente la situación se ha complicado mucho pero continuamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para que recibas el tratamiento apropiado.

El cirujano (ginecólogo, urólogo, cirujano plástico u otorrinolaringólogo, según el caso), te explicará las posibilidades reales que te ofrece cada técnica y te hará un seguimiento después de la cirugía.

SEGUIMIENTO

El seguimiento de la persona transexual se hace a lo largo de toda la vida.

Al menos el psicólogo /psiquiatra y el endocrinólogo te verán con una periodicidad mínima de seis meses. Dependiendo del caso, deberás acudir también a revisiones con alguno de los cirujanos.

En la mayoría de Unidades de Género intentamos que si vienes desde otra ciudad las citas coincidan.

1. ¿Soy una persona transexual?

2. Comunicarlo a los padres.

3. Comunicarlo en el entorno social.

4. Comunicarlo a la pareja.

5. Proceso para acceder a tratamiento en España.

6. El tratamiento en las Unidades de Género.

Entradas recientes