¿Cuáles son los mejores antiandrógenos?

MUJER: Hormonas: 6. ¿Cuáles son los mejores antiandrógenos?

No hay antiandrógenos mejores y peores. Los antiandrógenos disponibles difieren en su potencia, en los lugares en que actúan, y en su posible toxicidad. Todos los antiandrógenos son potencialmente muy tóxicos por lo que la mujer debe estar informada y decidir de manera responsable antes de iniciar cualquier tratamiento.

El antiandrógeno más potente es el acetato de ciproterona, ya que actúa a nivel de hipófisis, de testículos, de glándulas suprarrenales y de receptores. Al ser tan potente, produce una pérdida muy rápida de la masa muscular por lo que algunas pacientes sienten debilidad extrema que las puede inducir a abandonar el tratamiento. También debido a su potencia, produce un bajón significativo del deseo sexual.

La toxicidad más grave del acetato de ciproterona es a nivel suprarrenal. Las glándulas suprarrenales producen unas hormonas, los corticoides, imprescindibles para la vida. Los síntomas de insuficiencia suprarrenal son vómitos, debilidad intensa y tensión arterial baja. Tu médico te realizará análisis frecuentes para descartar toxicidad suprarrenal, pero debes conocer los síntomas y solicitar ayuda urgente si crees que puedes sufrir esta complicación.

La flutamida es un antiandrógeno que actúa a nivel de receptor. Bloquea casi todos los tipos de receptores de andrógenos. Sin embargo, no bloquea la síntesis de testosterona, por lo que los niveles de testosterona pueden mantenerse igual que antes del tratamiento o incluso por encima de los niveles habituales. El olvido de una dosis produce efecto rebote dado que hay gran cantidad de testosterona circulante. No baja el deseo sexual porque no bloquea la testosterona a nivel cerebral, incluso puede aumentar el deseo.

La flutamida produce una sobrecarga de hormonas en el organismo ya que está presente la testosterona y además los estrógenos que toma la mujer. Esto afecta negativamente a los niveles de colesterol, tensión arterial, etc.

A la larga, estos niveles tan altos de hormonas pueden bloquear de forma indirecta a la hipófisis, que dejará de estimular al testículo. Esto significa que tras varios meses con flutamida podemos empezar a ver niveles bajos de testosterona.

La toxicidad más grave de la flutamida es la hepatitis tóxica fulminante, que es un fracaso generalizado del hígado. Los síntomas son cansancio, picor, vómitos y color amarillo. El tratamiento de esta complicación es dificultoso por lo que la flutamida ha sido retirada de las guías de tratamiento para personas transexuales.

El finasteride bloquea la conversión de la testosterona a su forma activa: la dihidrotestosterona. Como antiandrógeno es poco potente, pero es el que mejor protege el cabello de la caída inducida por andrógenos y también es uno de los menos tóxicos. Se puede utilizar en fases iniciales del tratamiento o en mujeres con riesgo de complicaciones por otros antiandrógenos.

La espironolactona bloquea algunos receptores de andrógenos, pero es poco potente y se necesitan dosis muy grandes para conseguir efecto. Su principal toxicidad es porque acumula potasio, por lo que en personas de más de 40 años o con problemas renales puede llegar a producir mal funcionamiento del corazón. Su principal ventaja es que es muy barato, no obstante, su uso está muy limitado.

Los análogos de gonadotrofinas son sustancias que bloquean el funcionamiento de la hipófisis, de manera que ésta no estimula los testículos y no hay producción de testosterona. Son los medicamentos más utilizados en adolescentes para frenar la pubertad. Tienen la ventaja de su comodidad (una inyección mensual o cada 3 meses, dependiendo del preparado). En algunos casos se han relacionado con hipertensión intracraneal y con hepatitis tóxica, por lo que deben utilizarse con supervisión estrecha.

1. Cambios de estilo de vida necesarios.

2. ¿Cuál es la mejor edad para iniciar el tratamiento?

3. ¿Puedo parar la pubertad?

4. ¿En qué consiste el tratamiento hormonal?

5. ¿Cuáles son los mejores estrógenos?

6. ¿Cuáles son los mejores antiandrógenos?

7. ¿Voy a tomar siempre el mismo tratamiento?

8. ¿Qué niveles de hormonas debería tener?

9. ¿Cuánto tardaré en notar cambios?

10. ¿Puedo aumentar la dosis si no noto cambios?

11. ¿Cuánto y durante cuánto tiempo crece el pecho?

12. ¿Por qué no me crece el pecho?

13. ¿Es buena la progesterona para el pecho?

14. ¿Por qué no tomo progesterona, si es una hormona presente en las mujeres biológicas?

15. ¿Durante cuánto tiempo puedo tomar antiandrógenos?

16. ¿Puedo dejar las hormonas después de la cirugía?

17. ¿Puedo dejar de acudir al endocrino después de la cirugía?

Entradas recientes