Duelo por el cambio del cuerpo

MUJER: Proceso psicológigo: 3. Duelo por el cambio del cuerpo

Muchas personas han vivido la experiencia de abandonar su apartamento cochambroso para trasladarse a un piso mejor. Cuando han llegado a su nuevo hogar, han descubierto que echan de menos su antiguo barrio. Eso no significa que se arrepientan de haberse mudado a la nueva casa, pero quizás necesiten un tiempo para olvidar su viejo sofá.

 Con el cuerpo de una mujer transexual, sucede algo parecido. La mujer, por supuesto que desea tener atributos físicos femeninos, ya que es mujer, pero eso no lleva implícito que odie el cuerpo que tiene. Esto es especialmente cierto para los genitales.

 Para muchas chicas, ver cómo sus genitales pierden vida, es angustioso. Las que han decidido pasar por la cirugía, pueden tener sentimientos encontrados de ganas de cambiar y pena por hacerlo. Quienes van directamente a la cirugía sin haberlo meditado seriamente pueden después arrepentirse porque sienten que la renuncia al cuerpo que tenían no ha sido voluntaria.

 Esto no quiere decir que después de una vaginoplastia no puedas tener una vida sexual satisfactoria, de hecho la mayoría de las mujeres están encantadas con los resultados. Son temas diferentes, como en el ejemplo del cambio de vivienda.

 Habla con tu psicólogo o con tu endocrino si tienes dudas respecto a la conveniencia, en tu caso particular, de hacerte una cirugía genital. Muchas mujeres tienen estas dudas y es algo normal, no eres ni más ni menos mujer por ello. Decidas lo que decidas, tu decisión es correcta, ya que tú eres la única capacitada para tomarla.

1. Diagnóstico

2. Duelo por el cambio en el deseo sexual.

3. Duelo por el cambio del cuerpo.

 

Entradas recientes